“Su desempeño leal y patriótico siempre en beneficio de la nación es un orgullo para todos los mexicanos. Al cumplir con honor y dignidad las misiones que la patria les encomienda, contribuyen al logro de las grandes metas nacionales que este gobierno se ha trazado”.

A bordo del Buque ARM Usumacinta A-412, Peña Nieto depositó una ofrenda floral en el mar, evocó a los marinos caídos en el cumplimiento de su deber.

Al presidente lo acompañaron el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón, los titulares de la Sedena, PGR, Defensa, Semarnat, SCT, además del gobernador colimense, José Ignacio Peralta e invitados especiales.

El Jefe del Ejecutivo aseguró que la Marina Nacional es clave para que México se consolide como un referente mundial del comercio, la competitividad logística y el turismo.