El entrenador Manuel Lapuente aseguró que el actual estratega de la selección nacional, Gerardo Martino, se está curando en salud al decir que el jugador mexicano tiene una idiosincrasia de conformismo, la cual le ha impedido trascender a nivel internacional.

En una videoconferencia realizada para la escuela argentina de directores técnicos Nicolás Avellaneda, el Tata mencionó que selecciones como la mexicana o la colombiana se refugian en triunfos frente a combinados importantes, y que al momento de querer dar otro paso sucumben ante rivales inferiores.

“Esa es nuestra idiosincrasia y eso es lo que tienen que romper selecciones como Colombia y México.

Reconozco que hay selecciones que desde la inferioridad se sienten muy cómodas, como las victorias de México ante Alemania, Francia, Croacia y después tienen derrotas, las más dolorosas, como perder unos octavos de final contra Estados Unidos. Es toda una evolución y probablemente lleve mucho más que el proceso de un técnico o de un Mundial, aseveró el estratega argentino el pasado domingo.

Al respecto, Lapuente afirmó de forma tajante: ¡Eso no es cierto!, y no sé por qué la Federación Mexicana de Futbol le permite decir eso, no lo puedo entender, porque sabemos todos que es mentira, y si no le parece la selección, si no está para cumplir los compromisos que le mandan y tratar de ganarlos, pues que se vaya.

El ex entrenador del representativo nacional en el Mundial de Francia 1998 indicó que la falta de resultados del Tri a escala internacional se debe en gran medida a que los técnicos que traen no conocen al jugador mexicano, porque calidad hay, pero no saben elegir, llevan a otros que a lo mejor no merecen estar. Una razón más, entre otras, es la gran cantidad de extranjeros que hay en nuestro futbol.

Explicó que “nuestra selección es muy difícil de dirigir, porque primero tienes que escoger jugadores, y para eso necesitas saber de ellos y eso es precisamente lo que desconocen, no tienen ni idea y por lo visto ni les interesa.

“De tantos que existen en el país, ¿cómo es posible que no puedan hacer una buena representación?, ya lo hemos hecho en varias ocasiones con buenos resultados, ha habido grandes selecciones.

Como todos los combinados del mundo, el nuestro ha tenido altas y bajas, yo estuve en una de las bajas, cuando no calificamos para el Mundial de Alemania (1974), pero eso es todo, de ahí en adelante hemos tenido equipos fuertes. Normalmente, cuando otras selecciones van a participar contra México, le ponen mucho cuidado y mucha atención, entonces no sé por qué (Martino) dice eso, ¿por qué habla mal de los jugadores? No lo puedo permitir.

Asimismo, el otrora timonel de equipos como América, Puebla y Necaxa, entre otros, opinó sobre las recientes declaraciones del ex técnico del Tri Juan Carlos Osorio, quien dijo que sus pupilos se quedaron callados cuando les preguntó si estaban listos para vencer a Brasil en el Mundial de Rusia 2018.

“Todos, absolutamente todos los futbolistas mexicanos ansían enfrentarse a Brasil en una competencia, y eso me consta, que él no haya sabido hacer las cosas es otro asunto; él escogió a los jugadores y es el único responsable de la derrota, pero obviamente, como es extranjero, le echa la culpa a los jugadores, se va por la cómoda, la fácil, e insisto, ¿por qué se los permite la federación?

Lo único que no puede hacer alguien que se jacte de ser un buen técnico es hablar mal de sus dirigidos, ¿cómo es posible? ¿quiénes son ellos? No son nadie para referirse así de los seleccionados mexicanos, comentó.

Lapuente añadió que la gran pregunta que debemos formularnos es ¿quién trae a estos técnicos? y ¿por qué?, acaso ¿porque son extranjeros?, todos son recomendados, y así, obviamente las cosas no funcionan, es algo que no puedo creer, es inconcebible que vengan a México entrenadores sin éxito y sin ese orgullo que deben sentir por los jugadores que tienen.

Relató que cuando él dirigió al Tri, junto con Mario Carrillo, se tardó “algún tiempo en poder conseguir un representativo que compitiera bien en el Mundial, y lo hicimos bien y ganamos la Confederaciones (en 1999), ¿por qué?, pues porque supimos escoger a los jugadores, y ahora están esperando a que los promotores les digan qué elementos llevar, y entonces ya nos fregamos.

“Los técnicos tienen que estar en los partidos y elegir a sus jugadores, pero eso no lo hacen, llegan aquí y no trabajan como deben, piensan que es fácil, entonces mejor que no le busquen, hablan como si estuviéramos en pañales todavía y no es justo, yo creo que… calladitos se ven más bonitos”.