No importa si lo haces de manera esporádica, esta acción puede tener daños para siempre.

Todos conocemos  las nalgadas y al menos una vez en nuestra vida las hemos sentido. Por lo general, se aplican como castigo cuando somos niños pero, ¿realmente esto influye en un niño de manera correctiva?

Pues bien, las nalgadas pueden haber tenido un impacto mayor de lo que tu crees…Un nuevo estudio revela que estas acciones generan daños permanentes en la vida adulta de los pequeños:

El estudio

Un equipo de expertos de la Universidad de Texas, Austin y la Universidad de Michigan ha publicado recientemente su investigación en la revista Journal of Family Psychology, donde se detalla el análisis de 50 años  que realizaron en más de 160.000 niños. Los datos mostraron que las consecuencias de las nalgadas en la edad adulta de los niños.

Los resultados

Después de un cuidadoso análisis, el equipo encontró un patrón similar en aquellos niños que experimentaron este tipo de castigo. Mientras más se le pegue al hijo, más probabilidades existen de que aparezca un comportamiento antisocial; problemas de salud mental y agresión.

Pero no sólo esto, también los niños son más propensos a experimentar signos de dificultades cognitivas. En esencia, las nalgadas pueden distorsionar la personalidad natural del niño. El estudio encontró que los azotes o nalgadas, están asociados con resultados negativos que trascienden en la edad adulta.

Nalgadas vs Abuso Físico

Mientras que nuestra sociedad considera que existe una gran diferencia entre los golpes de castigo y el abuso físico, los resultados del estudio revelaron que existe una gran similitud entre los efectos negativos de ambas acciones tienen sobre los niños.

El estudio muestra claramente que los niños son más conscientes de las situaciones de carga negativa de lo que pensamos. Cada vez que tu reaccionas en un tono agresivo y físico, aprenden que es  aceptable tratar a los demás de la misma manera. ¡A parar el ciclo!

Por SDPnoticias