“La variante Ómicron” del coronavirus (COVID-19) “es motivo de preocupación, pero no de pánico”, dijo Joe Biden, presidente demócrata de Estados Unidos. Añadió que, para combatir la nueva cepa, debe mantenerse el uso de cubrebocas y vacunarse contra el nuevo coronavirus; además, descartó que “haya necesidad” de confinar a la población.

“La variante Ómicron” del coronavirus (COVID-19) “es motivo de preocupación, pero no de pánico”, dijo Joe Biden, presidente demócrata de Estados Unidos. Añadió que, para combatir la nueva cepa, debe mantenerse el uso de cubrebocas y vacunarse contra el nuevo coronavirus; además, descartó que “haya necesidad” de confinar a la población.

El mandatario agregó que presentará el jueves una estrategia detallada para combatir el COVID-19 durante el invierno, “sin cierres o confinamientos, sino ampliando la vacunación, las dosis de refuerzo y las pruebas de detección del nuevo coronavirus”.

Economía de EU y Ómicron

  • La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos ya habló sobre Ómicron
  • Aunque apoya a Joe Biden, la economía sí podría verse afectada

Por su parte, el presidente de la Fed, Jerome Powell, consideró este lunes que el “reciente aumento de casos COVID-19 y el surgimiento de la variante Ómicron presentan riesgos a la baja para empleo y actividad económica, y aunque no crezca el pánico”, puede que sí la inflación.

En ese sentido, Joe Biden no prevé, “en este momento”, nuevas restricciones de viaje ante Ómicron; en tanto, expertos critican la medida de no viajar a ocho países de África, porque desalentaría reportes de nuevos casos por parte de otras naciones para no generar más “pánico”.

Joe Biden llama a la calma

En una rueda de prensa desde la Casa Blanca, Joe Biden, al llamar a los estadounidenses a mantener la calma, añadió que su país tomó medidas contra la nueva cepa desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la identificó.

“Se retardará su llegada, pero no podemos evitarla”.

(Con información de unotv)