Sólo en los primeros 15 días de noviembre, los precios al consumidor subieron un 0.69 por ciento, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Sin embargo, otro duro golpe al bolsillo de las y los ciudadanos podría venir antes de finalizar el año y es nuevamente el incremento al precio de la tortilla.

Según los cálculos de los empresarios de la masa y la tortilla, si los costos de los insumos para la producción del alimento como la harina y el gas LP continúan al alza, no habrá otra opción y el costo por kilo de este producto indispensable para las familias podría llegar hasta los 22, 24 pesos –de acuerdo a lo que oferte cada establecimiento-.

“Muchos van a empezar a ajustar, los que estaban debajo de 20 van a llegar a 20 y los que no pues van a pasar la barrera, 21, 22 pesos, el tema del gas es fundamental, el gobierno federal no se ha puesto el compromiso de apoyar porque el gas afecta a los más pobres”, aseveró Ramón Salazar Ballinas, presidente del Grupo de Industriales de la Tortilla Somos Chiapas.

Aunque el gobierno federal, asegura que en la entidad chiapaneca cada familia recibe –por lo menos- un apoyo de programas sociales, con el incremento de productos de la canasta básica y la inflación el recurso no alcanza para mucho.

Cabe mencionar que tan sólo en este 2021, el costo de la tortilla ha incrementado hasta seis pesos en un solo año, pasando de los 16, hasta los 20 pesos por kilogramo en la actualidad.

Aunado al incremento constante al gas LP, productos agropecuarios y las tarifas de electricidad, que han provocado una inflación en la primera quincena de noviembre; su mayor nivel en más de dos décadas.

(Con información de aquinoticias)