En Acapulco, Guerrero, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, puso en operación 200 nuevos comedores comunitarios en Guerrero, con lo que ya suman mil 200 en el Estado.

Tras resaltar que en el país hay ya instalados más de 5 mil 200 comedores de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), el primer mandatario explicó que el Gobierno de la República lleva a cabo acciones de reforzamiento y fortalecimiento de los comedores comunitarios, “que nos permitan atender las necesidades de quienes menos tienen, de quienes padecen hambre”.

En el poblado de Tres Palos, el político mexiquense recordó que al inicio de su administración “había más de 7 millones de mexicanas y mexicanos que no tenían asegurada su alimentación; que a veces comían y a veces no, que había días en los que no tenían con qué alimentarse”.

Por ello, dijo, emprendimos entonces la Cruzada Nacional contra el Hambre, que nos ha permitido instalar comedores comunitarios “que alimentan todos los días a medio millón de personas”.

Peña Nieto detalló que prácticamente uno de cada cinco comedores en el país se localiza en Guerrero.

Dio a conocer que el Gobierno de la República, junto el sector privado, se ha propuesto dotarlos de infraestructura y “lograr que los comedores comunitarios no sólo sean espacios para que las familias que ahí llegan tengan su diaria alimentación, sino que sean lugares dignos y decorosos, que tengan además condiciones óptimas para su debido funcionamiento”.

“Vamos a asegurarnos de que estos comedores tengan piso firme, techo, agua potable, luz eléctrica, los servicios básicos para que operen en beneficio de todos los que ahí asisten”, destacó.

Señaló que, además, “hoy estamos trabajando para llevar a estos comedores comunitarios cultura, entretenimiento, esparcimiento, diversión, películas, música, talleres de lectura”. Otro objetivo es que “nuestros adultos mayores además se puedan capacitar y lograr su certificado que les acredite que han concluido los estudios de secundaria”.

En síntesis, precisó, “queremos realmente hacer de los comedores comunitarios un espacio de convivencia para quienes están ahí, para apoyar a estas familias”.

Se trata, apuntó, de que “trabajando de forma unida, conjunta y en armonía, y con enorme compromiso, sigamos dando pasos firmes y hacia adelante en la construcción de una mejor nación, de un mejor Guerrero, un mejor Acapulco y una mejor comunidad.

El titular del Ejecutivo Federal externó su reconocimiento al Ejército Mexicano y a la Marina, por “ser parte de esta gran cruzada que nos convoca a todos para llevar alimentos a las familias mexicanas”.

También agradeció a los más de 60 mil voluntarios que, sin otro interés, todos los días están al frente de los comedores comunitarios, así como a empresas del sector privado, como FEMSA y GRUMA, que se han sumado a esta convocatoria y ya están apoyando en el equipamiento de los comedores comunitarios.