La boda de Camila Fernández, hija del cantante Alejandro Fernández “El Potrillo”, fue una sorpresa no solo para su familia sino también para los seguidores de la carrera de su padre y su abuelo, pero la propia joven resultó impactada en el momento en que Francisco Barba le propuso matrimonio.

En una entrevista para Tv y Novelas, Camila recordó el momento en que Francisco le dio del anillo de compromiso.

Una cena romántica en un rancho fue el escenario elegido por el joven para proponerle a Camila ser su esposa.

Boda de Camila Fernández y Francisco Barba

“¡Fue toda una sorpresa! Yo estaba en mi casa, medio aflojerada (risas), y me pidió ir a cenar. Yo, la verdad, no tenía ganas, pero me vestí y acepté la invitación. Me llevó a un rancho y me sacó mucho de onda; yo pensé que íbamos a un restaurante. Cuando llegamos al lugar, estaba todo decorado con velas y pregunté: “¿A dónde me vas a llevar?”, y él me dijo que a cenar”, contó la intérprete a la revista.

Camila reconoció que fu algo muy romántico de parte de su entonces novio, porque él mismo le preparó la cena.

“Después, entre velas, puso música y me pidió que bailáramos. Me dijo que estaba muy enamorado de mí… ¡y yo estaba babeando! En eso se puso de rodillas, sacó el anillo y… ¡pum!”, recordó.

“¡Pensé que me iba a desmayar! ¡Yo no paraba de dar brincos, saltos, vueltas, marometas y le dije: ‘Sí, y mil veces sí’”, añadió la joven de 22 años sobre el romántico momento en que le propusieron matrimonio.

Camila está segura de que Barba es el amor de su vida. “Es una persona que valoro muchísimo y amo con todo mi corazón, y sé que el sentimiento es recíproco. Me caso también con la seguridad de que él me cuida, amay respeta como nadie nunca lo había hecho. Sé que los dos nos vamos a enfocar en tener el mejor matrimonio para que sea algo lindo y sano para los dos”.

Reconoció que con apenas ocho meses de noviazgo (de los cuales tres meses no se vieron por la pandemia de COVID-19) se trató de algo sorpresivo, sobre todo para su papá, Alejandro Fernández.

“Al principio sí lo sacó de onda. Soy la primera hija que se casa, y creo que fue duro para él asimilar la noticia, pero ahora está feliz. Él conoce perfectamente a mi ahora esposo, ¡qué fuerte se escucha eso! (risas). Sabe que me cuida, me ama y me respeta como nadie nunca lo ha hecho.¡Toda la familia está feliz por nosotros! Y te hablo de ambas partes, de mi lado paterno y materno, están felices”.

También Vicente Fernández, el abuelo de Camila, está feliz con el enlace de la joven.

La boda se realizó este sábado 1 de agosto en Guadalajara, Jalisco, en un momento en que la epidemia de COVID-19 en México ha dejado más de 40,000 muertos.

Camila aseguró que la celebración fue sencilla y con pocos invitados, además de que se siguieron las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus.

De hecho, hace algunas semanas su tío Vicente Fernández Jr. resultó contagiado de COVID-19.

El intérprete estaba cenando en un restaurante y se atragantó con un platillo, por lo que tuvieron que llevarlo a un hospital y ahí le detectaron coronavirus.