Ciudad de México— Luis Miguel perdió hace unos días una demanda millonaria en Estados Unidos y tendrá que pagar a su ex mánager William Brockhaus, esposo de una amiga de la infancia del artista.

De acuerdo con el programa ‘Suelta la Sopa’, Luis Miguel y Brockhaus tenían un acuerdo verbal por el cual 10 por ciento de las ganancias del cantante, por concepto de sus presentaciones realizadas entre 2012 y 2014 tenían que ir para William, pero como él no recibió el dinero emprendió un proceso.

En la Corte de Nueva York se falló a favor de Brockhaus.

El abogado Peter L. Cedeño explicó a ‘Suelta la Sopa’ que Brockhaus pidió cinco millones de dólares al cantante mexicano y ambas partes pueden acudir a la Corte de apelación en un lapso de 30 días posteriores al fallo.

Cedeño comentó que ve poco probable que si Luis Miguel apela tenga una resolución favorable, a menos de que el juez se haya equivocado.

Luis Miguel no ha pisado los escenarios en lo que va del año, debido a propuestas de salud, de acuerdo a lo que informó su oficina cuando canceló los conciertos de marzo pasado en el Auditorio Nacional, y ni su página web ni su red social oficiales anuncian aún cuándo estará de vuelta.