La Asamblea General Politécnica (AGP) estimó este sábado tras una sesión de poco más de seis horas, que en un par de semanas pueda instalarse la Comisión Organizadora del Congreso Nacional Politécnico (COCNP) para iniciar los trabajos ya con delegados elegidos en vocacionales y escuelas superiores.

Así, prevén que en la semana del 30 de mayo al 3 de junio “arranquen y concluyan los procesos de elección de los representantes de vocacionales y escuelas superiores que integrarán la comisión que organizará el Congreso Nacional Politécnico y que así lo manifiesten”.

Posteriormente habrá un “corte” de los elegidos en las votaciones de cada escuela del Politécnico, para dar espacio a revisión de inconformidades, impugnaciones, presentación de documentos y otras cuestiones de logística y de generación de propuestas para las unidades que falten de emitir votaciones.

Asimismo, en la reunión celebrada en la vocacional 7 de Iztapalapa la AGP acordó que en la próxima reunión con la Dirección General del IPN se pronunciarán en contra “de la intromisión que ha realizado el ex Director General del Instituto Politécnico Nacional, Miguel Ángel Correa Jasso.

El ex director se reunió en privado con paristas y directores de la vocacional 13 y el CET 1 cuando estaban en paro, como informó Noticias MVS el pasado 19 de junio.

“En fechas pasadas se presentó como emisario de la SEP (Secretaría de Educación Pública), a pesar de que el propio secretario de Educación Pública (Aurelio Nuño Mayer), mencionó que la interlocución se realizaría con el actual director general (del IPN, Enrique Fernández Fassnacht)”.

“Es lamentable que la SEP se maneje con un doble discurso primero enviando emisarios y después desconociéndolos cuando se hace pública su intromisión”, expresan los jóvenes en su posicionamiento.

Considerando esto, agregan los jóvenes politécnicos, “pareciera que el actuar de Miguel Ángel Correa Jasso obedece solo a intereses de un grupo particular, que busca imponer su visión y sus ideas rumbo a la Comisión Organizadora del Congreso Nacional Politécnico (COCNP)”.

Sin embargo, apuntan, “ello violenta el espíritu de la COCNP y del mismo Congreso que busca la participación de toda la comunidad politécnica en un ambiente democrático y de igualdad”.

La AGP también expresó su rechazo “a la injerencia del gobierno del subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, para el descarrilamiento de la CoCNP”.

“Seremos los politécnicos y solo los politécnicos quienes definiremos nuestro futuro. Exigimos a Correa Jasso, a su grupo y a cualquier otro grupo, se mantengan al margen de las decisiones que la comunidad politécnica debe tomar de forma democrática”, enfatizan en su postura.

El próximo lunes los estudiantes también demandarán a las autoridades de la Dirección General, “la presentación de las cargas académicas de los ex directores generales y ex secretarios generales, toda vez que, al parecer, tienen otras encomiendas ajenas a la vida académica”.

“De la misma manera se exige a las autoridades del IPN y de la SEP mantener el respeto a todos los acuerdos que se han tenido con la AGP”, este punto se considera relevante por los estudiantes tras el cese de René Torres Bejarano, quien fue director de dos vocacionales y de la ESIME (Escuela Superior de Inteniería Mecánica y Eléctrica).

Dado que las autoridades cesaron del IPN a Torres Bejarano “en función que desde el año 2013 a la fecha abandonó las labores técnicas que son propias del personal académico, mismas que corresponden a realizar actividades de docencia, de investigación científica y desarrollo tecnológico, de difusión de la cultura y profesar cátedra de acuerdo con su nombramiento”.

Aunado a lo anterior, ha incitado a la toma de instalaciones en diversos planteles contribuyendo al incorrecto desarrollo de las finalidades de esta lnstitución Educativa, fomentando con ello la desobediencia a la autoridad y en consecuencia el incumplimiento al Reglamento de las Condiciones lnteriores de Trabajo del Personal Académico del Instituto Politécnico Nacional.

Durante el debate los jóvenes advirtieron que detrás de la destitución de Torres Bejarano, hay una posible “violación” a los derechos laborales, así como a los acuerdos del 2014 y los recientemente firmados con las vocacionales, porque esto puede constituir una “represalia” en contra de un maestro que apoyó el paro en los CECyTs y porque podría representar un ataque “a la libertad de expresión”, al ceñir a los profesores a que se vinculen con los alumnos solo en objetivos “académicos”.