Ciudad de México. El rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León, y los integrantes de la Asamblea General (AG) estudiantil firmaron esta tarde ocho acuerdos con los que se encamina hacia la solución el conflicto que se vive en la casa de estudios desde el pasado 4 de julio.

Tras una larga sesión de negociaciones entre autoridades y estudiantes de la UAM, que inició poco después de las 9 y media de la mañana y que concluyó a las 6:30 de la tarde, los jóvenes que mantienen el paro en la unidad Azcapotzalco desde el 6 de julio resolvieron entregar mañana a las 10:00 de la noche las instalaciones de ese plantel para reiniciar actividades el martes.

La unidad Xochimilco se mantendrá en paro. Está prevista una próxima negociación entre autoridades y la asamblea estudiantil de esa escuela, que se desarrollará entre martes y miércoles de esta semana.

Asimismo se abrió un canal para instalar la negociación entre directivos y estudiantes de la UAM Iztapalapa, en donde los jóvenes mantienen tomada la rectoría.

Los ocho acuerdos alcanzados en la sesión de este domingo son: la integración de una comisión conformada por representantes designados por el rector general, por un lado y por el otro por alumnos, para analizar las compensaciones que reciben los funcionarios de la UAM; la implementación de mecanismos para ampliar el presupuesto de esta casa de estudios; el compromiso de las autoridades universitarias de que no habrá represalias contra quienes participan o respaldan el movimiento estudiantil.

También se acordó que se aplicará una auditoría externa a la administración de la casa de estudios; la integración de una comisión que revisará los acuerdos institucionales que modificaron la situación laboral de los docentes; la integración de otra comisión para canalizar la asignación de presupuestos; y que el miércoles el rector general citará al colegio académico –organismo que rige la vida institucional de la UAM– para analizar el proceso de recalendarización en las unidades que estuvieron en paro.

El diálogo concluyó con muestras de satisfacción por ambas partes y el reconocimiento por parte de los estudiantes a las autoridades por su disposición para alcanzar acuerdos satisfactorios. Y confiaron en que de la misma forma se siga el diálogo en las unidades Xochimilco e Iztapalapa para solucionar los conflictos que ahí se mantienen.

Por su parte, entrevistado al final de la sección, Vega y León se dijo satisfecho de este ejercicio y confió en que pronto la casa de estudios regrese totalmente a la normalidad.

Vía La Jornada