El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, y el titular de la oficina especial para el caso Iguala, José T. Larrieta Carrasco, refrendaron a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos su compromiso de continuar las investigaciones sobre el caso.

En un encuentro celebrado este jueves en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, los familiares de los estudiantes reconocieron a González Pérez su trabajo y disposición en los informes presentados por la CNDH.

En un comunicado, el organismo informó que durante el encuentro, los familiares de los normalistas pidieron al ombudsman que dé seguimiento al informe que dio a conocer el pasado 14 de abril para que se agote esa línea de investigación.

También le reiteraron su confianza por el compromiso que asumió con la exigencia para conocer el paradero de los jóvenes, así como su apoyo a las víctimas.

González Pérez señaló que la confianza depositada por padres y familiares de los normalistas desaparecidos y sus representantes, lo alienta y compromete a continuar  trabajando en favor de las víctimas, a que se haga justicia en este caso y no haya impunidad.

Preciso que se da seguimiento puntual a lo señalado en los informes presentados por la CNDH en julio de 2015 y abril de 2016, así como del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al tiempo que se realizará el análisis del informe de la Procuraduría General de la República, publicado el 8 de junio, al cual se accedió vía telefónica.

El presidente de la CNDH señaló que este organismo seguirá la investigación a las violaciones a derechos humanos y pugnará porque los responsables sean sancionados.