El Gobierno de la Ciudad de México informó que el regreso a la “nueva normalidad” este 1 de junio se realizará en la capital con estrictas medidas sanitarias.

“Lo vamos a reforzar en los próximos días, pero vamos a implementar un modelo de videovigilancia epidemiológica con una información muy clara a la ciudadanía para evitar contagios y que seguimos en semáforo rojo”, dijo la secretaria de Salud de la CDMX, Olivia López Arellano, en videoconferencia.

Indicó que se vigilarán cinco reglas básicas como evitar salir a menos que sea estrictamente necesario, usar cubrebocas, googles y caretas, lavarse las manos, mantener la sana distancia y no tocarse la cara.

Y para todas y todos los que tengan síntomas de enfermedades respiratorias, señaló que se tiene como meta duplicar la realización de prueba PCR-RT; hasta ahora se han realizado 657 por cada 100 mil habitantes.

Las empresas con actividades consideradas como esenciales que se reanudan en la capital tendrán horarios modificados, de acuerdo con las previsiones oficiales.

La Ciudad de México llevará a cabo también un fortalecimiento de la atención primaria a la salud, además de un monitoreo y seguimiento epidemiológico, a través de una estrategia de rastreo de contactos.

Los lineamientos y guías disponibles para el semáforo rojo que reanudan actividades el 1 de junio son de carácter obligatorio y pueden consultarse en Covid-19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias.

A partir del 15 de junio al momento de consultar los lineamientos, las empresas deberán descargar una carta donde se comprometen a su cumplimiento.

Asimismo, para evitar aglomeraciones en el transporte público se impulsarán ciclo vías emergentes que van a estar a prueba para ver su operación y funcionamiento que tiene como finalidad promover el uso de la bicicleta para evitar la saturación del transporte público.

Las vías emergentes estarán a lo largo de la Línea 1 que será unidireccional en ambos sentidos y la Línea 2 que será bidireccional en carril de extrema derecha, ambas del Metrobus.