El Gobierno de Tuxtla Gutiérrez que encabeza el presidente municipal, Fernando Castellanos Cal y Mayor, se suma a la propuesta de establecer una mesa de diálogo abierta, plural, respetuosa y democrática, donde participen todos los actores sociales y políticos de la entidad, con la finalidad de atender las exigencias del magisterio chiapaneco.

“El diálogo es el método que nos ha sacado adelante como hermanos chiapanecos, mediante el diálogo a lo largo de la historia se ha privilegiado la paz, la mediación y la concordia, por ello el Gobierno de la capital Tuxtla Gutiérrez, se suma al llamado de instalar una mesa donde se atiendan las necesidades del magisterio que estén en competencia de las autoridades estatales”.

Castellanos Cal y Mayor reconoció que si bien el conflicto magisterial es de carácter federal, el Gobierno de Tuxtla Gutiérrez reitera su respeto a los derechos humanos de todos los ciudadanos, incluyendo la libre manifestación de las ideas, así como el de libre tránsito de todas las personas que tienen que realizar sus labores diarias.

“Nuestra ciudad ha sido escenario de una serie de acontecimientos que interrumpieron, en varios puntos, el desarrollo de las actividades normales de la sociedad y generaron un clima de tensión, por lo que el conflicto debe ser llevado al plano del diálogo”.

Finalmente, Fernando Castellanos dijo que el Gobierno de la Ciudad seguirá trabajando, desde su ámbito, para garantizar la seguridad de todas y todos los tuxtlecos, y recordó a la ciudadanía que está a su disposición la línea 072 para cualquier tipo de reporte o solicitud de información.