Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos pidieron a los vacunados contra el coronavirus (COVID-19) seguir usando el cubrebocas en interiores debido a la variante Delta, que es más contagiosa y predomina en el país. Antes, en el mes de mayo, habían dado una recomendación en sentido contrario: que los vacunados con esquema completo dejaran de utilizar este auxiliar contra contagios.

En un comunicado de prensa difundido en Twitter, los CDC de Estados Unidos pidieron que estudiantes y maestros, desde el jardín de niños, usen cubrebocas, independientemente de si están vacunados. La vuelta a clases presenciales tendrá “estrategias de prevención adecuadas”.

“Para maximizar la protección ante la variante Delta y evitar propagación a otras personas, use cubrebocas en lugares públicos cerrados. Atender esta orden es importante si tiene un sistema inmunológico debilitado, si es adulto mayor o si tiene una condición médica subyacente”.

Cubrebocas en Estados Unidos

  • El Gobierno ya ha informado que la variante Delta amenaza al país, cada vez con más contagios
  • También decidió mantener las restricciones de viajes internacionales

Este cambio es una reversión del anuncio de los CDC en mayo, que llevó a millones de vacunados en Estados Unidos a deshacerse de sus cubrebocas. El ciudadano Mitzi Coffin, quien estaba de visita en Texas con su familia, dijo en una entrevista otorgada a la agencia Reuters:

“Como persona con enfermedad autoinmune, creo que debería usar cubrebocas en interiores. Con la nueva variante de Delta, creo que probablemente sea prudente. No lo estoy haciendo actualmente, pero creo que debería usarla ya, aunque sea uno de los vacunados.

“En general”, dijeron los CDC en su comunicado, “las personas se consideran completamente vacunadas dos semanas después de su segunda dosis”. Sin embargo, el COVID-19 sigue siendo estudiado y arroja nueva información. Por ello, se insiste en el uso del cubrebocas para los vacunados.

Vacunados bajan la guardia

Estados Unidos lidera el mundo en el número promedio diario de nuevas infecciones, lo que representa uno de cada nueve casos notificados al día. Los CDC dijeron que el 63% de los condados del país tenían altas tasas de transmisión que justificaban el uso del cubrebocas.