El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el director del Hospital Adolfo López Mateos, del Estado de México, José Rogel Romero, y su familia fueron vacunados contra el Covid-19, a pesar de que no les correspondía, y anunció una investigación para “castigar” esta irregularidad. 

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal pidió a la población mexicana denunciar este tipo de actos, como “brincarse la fila” al plan de vacunación es inmoral. 

“Ayer una compañera hizo una denuncia porque en un hospital en Rayón, en el Estado de México, se había vacunado a una familia -se le había echado la culpa al Ejército porque se trataba de personal militar- se hizo la investigación y en efecto sí una familia que no le correspondía, aplicación de la vacuna llegó y con influyentismo se vacunaron un médico, su esposa, y creo que una o dos de sus hijas.

“No voy a hablar de los nombres porque eso le va corresponder a la investigación que ya inició para que castigar esta irregularidad, este aviso y agradecerle a este medio de información por la denuncia y pedirle a toda la gente que nos ayude, denunciando todos estos abusos, porque no es un asunto de una sola mujer, de un solo hombre, de un solo servidor público o de un grupo de servidores públicos o solo de nuestros servidores públicos del gobierno, es asunto de todos para poder frenar, detener, cortar de tajo con el influyentismo, que es un vicio, un mal hábito, que viene de lejos”, dijo. 

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, el mandatario pidió a la población luchar por una sociedad mejor en donde no haya este tipo de trampas, y aseguró que saltarse la fila al plan de vacunación nacional contra el Covid es una inmoralidad. 

“Todos tenemos que ayudar y que se sepan que es inmoral el saltarse o brincarse la fila, es una inmoralidad, si no nos corresponde”, dijo. 

Ayer, luego de denunciarse este hecho en la conferencia de prensa del presidente López Obrador, la Secretaría de Salud del Estado de México, señaló que fue un error en el sistema de confirmación de citas de personal médico, para recibir la vacuna contra el Covid-19, lo que obligó a convocar a personas extras cuyo registro fue manual. 

Autoridades de la Secretaría de Salud mexiquense puntualizaron que “ante la falla del sistema, el registro de personas vacunadas se hizo manualmente y para utilizar de manera efectiva el biológico, que cuenta con seis horas para su aplicación, pasadas las 14:00 horas se decidió, de manera conjunta, inmunizar al personal emergente que estaba presente y pertenecía a todas las instituciones de salud”. 

“En el caso concreto del Dr. Rogel Romero, se informa que sí estuvo contemplado, debido a que el Centro Médico es una de las unidades hospitalarias más activas en la atención a pacientes contagiados con el nuevo coronavirus y en dos ocasiones ha estado infectado”. 

“Respecto a la presunta vacunación de sus familiares se desconoce si recibieron la inmunización debido al contratiempo antes explicado”, afirmaron autoridades mexiquenses.