La participación de la mujer en la intimidad conlleva demasiadas expectativas.

Queremos ser claros, cada quien decide la forma en que maneja su sexualidad y el tiempo que quiere dedicarle a un encuentro erótico, pero ¿quién estaría contento con dos, tres minutos de cachondeo?

Pues la verdad es que nadie, y si no nos creen a nosotros, quizá a la Universidad Estatal de Pensilvania sí. Porque nunca es bueno conformarse, y menos en la cama.

Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani concluyeron que el sexo que dura más de media hora es propicio a la decepción e insatisfacción.

Para llegar a estos resultados realizaron entrevistas con psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas matrimoniales y enfermeras que habían visto a miles de pacientes a lo largo de los años.

Además, de acuerdo a sus conversaciones con los concursantes, la participación de la mujer en la intimidad conlleva demasiadas expectativas, pues se basa en creencias personales desarrolladas por los mensajes de la sociedad, formales e informales.

Según sus resultados, este es el tiempo que debe durar un buen encuentro sexual:

Demasiado corto: 1-2 minutos.

Adecuado: 3-7 minutos.

Deseable: 7-13 minutos.

Demasiado tiempo: 10-30 minutos