Tras un altercado entre simpatizantes de la ex Alcaldesa Rosa Pérez y del nuevo Edil, Miguel Sántiz, que dejó como resultado la muerte de dos personas; alrededor de 80 familias del ejido Puebla, Chenalhó, fueron desplazadas a la cabecera municipal.

 “Pedimos su solidaridad para que nos ayuden con la donación de ropa, comida, zapatos, medicamentos para los heridos, así como el apoyo económico que nos puedan proporcionar para la compra de maíz y frijol. Cualquier ayuda será bien recibida en nuestro pueblo”, expresaron a través de redes sociales los integrantes del autodenominado “Movimiento Pedrano Chenalhó”.

Pobladores explicaron en el pronunciamiento que los primeros en iniciar la agresión fueron simpatizantes de la ex Alcaldesa que atacaron a comuneros que regresaban de participar en la asamblea comunal que eligió a Sántiz.

En el enfrentamiento murió el hombre Guadalupe Cruz Hernández, de 55 años, y más tarde la menor Adriana Méndez Gutiérrez, de 12 años, cuando era atendida en Tuxtla Gutiérrez. Por los homicidios la Procuraduría de Justicia del Estado detuvo a José Cruz Gómez, de 19 años, y a Javier Cruz López, de 41.

Para contextualizar

En Chenalhó, opositores a Rosa Pérez lograron que renunciara y eligieron al síndico Miguel Sántiz como su Presidente Municipal. El cambio de mando ocurrió tras la retención el miércoles pasado de del presidente del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar  y del coordinador de los diputados del PVEM, Carlos Arturo Penagos Vargas.