Los vehículos aéreos no tripulados se han convertido en los ojos, los oídos y las manos de algunas empresas  y cuerpos de rescate. ¿Conoces todos sus usos?

Cuando la mayoría de la gente piensa en drones, imagina vehículos aéreos no tripulados que se usan para ataques militares, o para grabar videos de broma que después pueden ser utilizados en las redes sociales. Sin embargo, estas maravillas modernas se han convertido en los ojos, los oídos y hasta en las manos de algunas empresas de logística para hacer entregas, o llegar a lugares donde mucha gente prefiere no ir.

Un avión no tripulado o dron es en realidad un robot volador, pero más precisamente se trata de un sistema que ofrece un cambio revolucionario para muchas industrias, tanto en el aire como en tierra. Independientemente de si son malos o no, es imperativo que desde pequeños entrenemos a personas en su uso para aprovecharlo como el avance tecnológico que es.

USOS DE LOS VEHÍCULOS AÉREOS NO TRIPULADOS

Pero los drones tienen muchísimos usos alternativos que facilitan la vida cotidiana y de la industria. Por ejemplo, considera la agricultura. Gracias a estos vehículos aéreos, los agricultores ahora pueden ver si sus sistemas de riego trabajan correctamente, o cómo sus cultivos están creciendo. Incluso, algunos estudios han demostrado que hay un aumento de 20 por ciento en el rendimiento del cultivo cuando se utilizan drones con drones para ver la evolución de los sembradíos, detectar plagas o identificar anormalidades. Otros vehículos no tripulados incluso permiten controlar Tractores y cosechadoras vía GPS.

Otro ejemplo es el uso de los drones en la valiosa industria minera. Tanto en vuelo como en tierra, estos equipos han ayudado a la industria a encontrar maneras más baratas y seguras para mapear los depósitos y explorarlos en busca de minerales.

Un valor real de estos sistemas es que son un método menos invasivo y más seguro para la exploración, en lugares riesgosos para los humanos. Los datos registrados por los drones pueden ser utilizados para producir modelos de áreas de interés, y las rocas que algunos de ellos recogen, pueden ser pistas para evitar grandes zanjas de excavaciones que posteriormente necesitan ser rellenadas.

Otro ejemplo es como se está comenzando a utilizar esta tecnología en los departamentos de bomberos, sobre todo en Estados Unidos, para la extinción de incendios forestales. No sólo son drones que se utilizan para detectar el fuego y realizar un seguimiento de su movimiento, también ayudan a mantener a la gente fuera del peligro.

¿POR QUÉ ADQUIRIR UNO?

Estos desarrollos que hoy pueden comprarse a módicos precios, tienen múltiples usos que facilitan la vida, e incluso tienen un gran potencial para los servicios de emergencia. De ahí que sea necesario ir entrenando desde pequeños a los futuros pilotos de estos drones.

Esta tecnología está avanzando, y sus usos continúan expandiéndose. En la actualidad existen aplicaciones para el tráfico, la inspección de tuberías y líneas de transmisión, además de los conocidos trabajos de vigilancia de fronteras y otros de aplicación de la ley.

El desafío es que pienses en los posibles beneficios de utilizar estas aeronaves. Inclusive algunas escuelas han comenzado a abrir licenciaturas en pilotaje de drones, como es el caso de la Universidad de Indiana, EU.

Ahora que conoces algunos usos, ¿estás listo para adquirir un vehículo no tripulado y ser creativo para convertirla en una nueva herramienta de tu día a día?