Los Wolves, donde milita el delantero mexicano Raúl Jiménez, no pudieron hilar una victoria más en el inicio del temporada.

El equipo revelación de la pasada Premier League, visitaba al sorpresivo Leicester, que fuera campeón en 2016.

Con el ariete mexicano los 90 minutos, no pudieron superar a Kasper Schmeichel bajo los tres postes.

Al 52′, los lobos habían conseguido abrir la puerta, pero el VAR hizo una nueva aparición en la Premier, para anular lo que pudo ser la victoria de los visitantes.

El próximo partido para el equipo de Raúl Jiménez en liga, será cuando reciban en el Molineux al Manchester United.