El partido amistoso de México ante Holanda en los Países Bajos estaba programado para jugarse con gente en las tribunas, pero lo impidió el rebrote de la pandemia del coronavirus en Europa.

En un inicio, según reporta ESPN, se esperaba una presencia del 20 por ciento de la capacidad del Amsterdam Arena, pero todo cambió.

La casa del Ajax tiene una capacidad de 55 mil aficionados, se hablaba de un 20 por ciento de aforo, se esperaba solamente el aval de la UEFA, para lo que será el debut de Frank de Boer como DT de la Naranja Mecánica.

“Estábamos esperando la decisión de la UEFA para los partidos internacionales, pero el anuncio del gobierno acabó con toda posibilidad o incertidumbre respecto al tema”, confirmó ESPN.

Fue el 28 de septiembre cuando en Holanda se anunció la cancelación del ingreso de seguidores a los estadios, a pesar de que a principios de mes se habló de la posibilidad de tener el 20 por ciento de aforo.

Por eso se decía que 10 mil personas iban a estar presentes en este cotejo de preparación, previo a lo que será el inicio de la Liga de Naciones de la UEFA, dónde estará presente la Selección holandesa, pero del 21 de septiembre al 4 octubre hubo 10 mil contagios y una ascendencia en la curva.