Con tres impactos de bala fue ultimado un joven de 23 años de edad de origen salvadoreño quien se desempeñaba como mesero en el bar “Guanábanas” de la ciudad de Tapachula.

De acuerdo con versiones de testigos, Williams Enrique “N” de 23 años, quien llegó a laborar al establecimiento hace tres meses, estaba atendiendo a dos sujetos quienes le dispararon a quemarropa y después se fugaron.

Elementos de diversas corporaciones policiacas se presentaron en el lugar y tras confirmar el deceso del mesero, acordonaron la zona para facilitar los trabajos de los criminalistas.

El cuerpo fue identificado por su esposa de 22 años, de la misma nacionalidad. Luego de realizar las diligencias correspondientes, el personal forense se encargó de el levantamiento y traslado del cadáver al Semefo donde continuarán las investigaciones.

Las primeras líneas de investigación, apuntan a un ajuste de cuentas entre pandillas de la localidad, sin embargo, serán las autoridades quienes determinen las causas del ataque a través de las investigaciones.