Aunque la vida íntima del cantante español, Miguel Bosé, había permanecido en el anonimato, salvo lo que él daba a conocer, es el escultor Ignacio Palau Medina, quien fuera su pareja durante 26 años, la persona que rompe el silencio, tras esta ruptura sentimental.

A través de un comunicado dado a conocer en la Ciudad de Valencia, por el despacho “Ortolá Dinnibier Abogados de Familia”, se informa de los problemas en la separación del cantante, que ahora reside en México tras romper con Palau y proceder al reparto de sus cuatro hijos adoptivos.

El comunicado destaca esta relación así: “Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años, y como quiera que han fracasado las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando, Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores”.

vía Informador