El magnate había pedido un cuadro de van Gogh, y le contestaron así.

La curadora del Museo Guggenheim, ubicado en Nueva York, respondió de forma satírica y con bastante humor la petición que el presidente de Estados Unidos y la Primera Dama le realizaron sobre prestarles un cuadro original de Vincent van Gogh para adornar la Casa Blanca.

En lugar de la pintura, de titulo “Paisaje con nieve”, les ofreció un inodoro de oro usado y hecho por el artista italiano Maurizio Cattelan, que utilizó 18 kilates para su creación. Lo curioso del asunto es que el baño se instaló en uno de los salones del recinto para uso público.

“Nos encantaría facilitar este préstamo al presidente y la Primera Dama si están interesados en instalarlo en la Casa Blanca. Es, por supuesto, una pieza valiosa y frágil, por lo que les daríamos todas las instrucciones para la instalación y cuidado”, escribió Nancy Spector.

Foto e información: AP.