La actriz quiere verse más delgada para presentar su nuevo disco.

Sheyla Tadeo de 44 años visitó nuevamente a su cirujano plástico, pues el pasado 2 de agosto se realizó una lipoescultura, ya que la cantante quiere verse delgada para lanzar al mercado su nuevo disco.

“Ya le dije a mi cirujano que tiene que dejarme como una mini Barbie, con un cuerpo que sea agradable a la vista, porque apostamos por una buena voz, pero también por una buena imagen”.

Sheyla comentó que le quitaron 5 litros de grasa para reducir su figura “¡y ya peso 72.5 kilos y reduje 14 cm de cintura!”, comentó.

“No es que pretenda hacer una revista para caballeros, simplemente quiero verme bonita. Además soy chiquita, mido 1.45 de estatura; imagínate, tendría que pesar como 35 kilos para estar en mi peso ideal”.

Con información de TVNotas.