El Aeropuerto Internacional de Santa Lucía “General Felipe Ángeles” no sólo se está construyendo con el esfuerzo y la dedicación de miles de trabajadores mexicanos, también se está utilizando material 100% mexicano, en conjunto, se está imprimiendo el sello “Hecho en México” desde los mismos cimientos de lo que será el AIFA.

El Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles está planeado para ser símbolo de orgullo nacional, empezando desde su construcción que será un hito en la historia de la ingeniería mexicana, al lograr construir un aeropuerto práctico, útil, vistoso y austero en un tiempo prácticamente récord de 2 años. Es importante recordar que el cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco tenía ya 3 años de construcción y presentaba, hasta el momento de su cancelación definitiva, un avance de apenas 35%, esto se debió, en parte a las complicaciones técnicas propias de pretender construir un aeropuerto sobre lo que fuera el lecho del lago de Texcoco y, por supuesto, a las  prácticas propias de la corrupción, que frenó muchas veces el avance e infló los precios muy por encima de los establecidos legalmente en el mercado.

En las inmediaciones de lo que será el AIFA, tanto ingenieros militares como personal obrero civil trabajan de manera prácticamente ininterrumpida, de lunes a viernes, con tres horarios diferentes, esto con la finalidad de cumplir la misión que el pueblo de México les ha encomendado. En los uniformes de los ingenieros militares se puede leer el lema “Cumpliremos la misión” en alusión a que, pase lo que pase, lograrán entregar el aeropuerto para el 21 de marzo de 2022.

De esta manera, el AIFA nace a partir de la necesidad de contar con un aeropuerto que ayude a mitigar la saturación actual del AICM, pero se construirá con una base ideológica clara, el amor por México, buscando ser una decorosa puerta de entrada a nuestro país y, sobre todo, impregnar a todos los visitantes con la belleza y el orgullo de ser mexicanos.

Por esta razón, una vez terminado, el AIFA tendrá varios puntos que resaltarán la belleza de México e inspirarán a visitantes, tanto nacionales como extranjeros, como cualquier recinto público, este aeropuerto contará con espacios diseñados especialmente para el disfrute y esparcimiento de los usuarios, tal es el caso de la Plaza la Mexicana, la cual tendrá una extensión de 29,150 m2 y contará con locales comerciales, monumentos representativos, zona de elevadores, escaleras eléctricas y demás vialidades.

La Plaza la Mexicana será un área especialmente destinada a la representación de actividades culturales, conciertos, conferencias y demás eventos socioculturales; una de las preocupaciones del Gobierno de México es recuperar la memoria histórica, por ello se busca que en todos los espacios los mexicanos puedan redescubrir su historia y regresarles el sentimiento patriota que se había estado perdiendo. La Plaza la Mexicana también tiene especificaciones de diseño que la harán útil en varios sentidos, por ejemplo, también servirá como conexión entre las dos terminales del AIFA en su fase final.

Fuente: Las Noticias de Hoy