España va a crear un registro de las personas que se nieguen a vacunarse contra el coronavirus, que será compartido con el resto de naciones europeas, según ha informado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista televisada este lunes.

Illa sostuvo que este registro no será público, no podrán acceder a él empleadores u otros colectivos, y “se hará con el máximo respeto a la protección de datos”.

“Lo que se hará es un registro, que se compartirá con nuestros socios europeos (…) de aquellas personas a las que se les ha ofrecido y simplemente lo han rechazado“, detalló el ministro.

El político argumentó que las personas a las que se les ofrezca una terapia y que por cualquier motivo la rechacen, serán incluidas en el fichero con la finalidad de evitar que se produzcan errores en el sistema, como no haber ofertado a esa persona la posibilidad de vacunarse.

Además, Illa pidió a los ciudadanos que cuando sean citados acudan al centro de salud: “Vacunarse salva vidas“, dijo. Aún así, el ministro sostuvo que las personas que deciden no aplicarse la inmunización, aunque opina que están en un error, “están dentro de sus derechos”. “Vamos a intentar resolver dudas. Vacunarse salva vidas, es la salida de esta pandemia“, resumió.

Inicio de la campaña de vacunación

Según la última encuesta difundida, el número de ciudadanos en España que se niegan a recibir el suero contra el SARS-CoV-2 ha descendido drásticamente hasta el 28 %, desde el 47 % que decían rechazarla en noviembre. El plan de vacunación aprobado en España contempla una campaña universal, pero voluntaria, en la que se priorizan ciertos colectivos.

Las primeras personas en ser vacunadas serán los residentes en geriátricos y el personal laboral de estos centros, así como los profesionales sanitarios de las unidades de atención directa a pacientes de covid. Después de la llegada de la primera remesa del fármaco de Pfizer-BioNTech el sábado 26 de diciembre, el domingo se procedieron a inyectar las primeras dosis.

Además, este martes han llegado a España otras 350.000 dosis de la vacuna, la primera partida de grandes dimensiones que aterriza en el país, con la que se dará inicio a la inmunización masiva en todo el territorio. La entrega, que debía arribar el lunes, se retrasó por “un problema en el proceso de carga y envío”, según explicó la biofarmacéutica al Ministerio de Sanidad español.

España ha sido uno de los países de Europa más afectados por el coronavirus. Este lunes se rebasó la barrera de los 50.000 fallecidos, mientras que el número de infectados desde el inicio de la crisis sanitaria se eleva ya a más de 1,87 millones de casos confirmados, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad.

Mientras, el país sigue bajo toque de queda entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana, que previsiblemente finalizará en mayo, mientras que las diferentes regiones tienen potestad para limitar las entradas y salidas de su territorio, como ha hecho en estas fechas festivas la Comunidad Valenciana.