El Ejército de Estados Unidos ha puesto hasta 8.500 soldados en alerta para estar listo para desplegarlos en Europa, eventualmente con muy poco tiempo de antelación, si la alianza de la OTAN activa una fuerza de respuesta rápida, en su más reciente señal de determinación frente a una concentración militar rusa cerca de Ucrania.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, subrayó que aún no se ha tomado ninguna decisión sobre el despliegue de las tropas, y que cualquier demostración de este tipo sería aparte de los movimientos intraeuropeos de tropas estadounidenses hacia el flanco oriental de la OTAN.

Mientras, la Armada Rusa inició este lunes unos ejercicios navales de gran envergadura en el mar Báltico, coincidiendo con las crecientes tensiones en la frontera occidental del país por la situación en torno a Ucrania, informaron fuentes oficiales.

En las maniobras participan 20 buques, lanchas y barcos de apoyo, precisó la Flota del Mar Báltico en un comunicado citado por la agencia Interfax. 

“Veinte buques de guerra, lanchas y embarcaciones de apoyo de la Flota del Báltico zarparon de sus bases permanentes e ingresaron en las áreas designadas del Mar Báltico para realizar diversas tareas como parte del entrenamiento”, señala la nota. 

Estados Unidos está afinando sus planes militares para todos los escenarios por la crisis de Ucrania, dijo este lunes la Casa Blanca, mientras Washington trabaja para reforzar los despliegues en el flanco este de la OTAN.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a periodistas que Estados Unidos “nunca ha descartado” la opción de brindar ayuda a los países del flanco oriental “antes de cualquier invasión” a Ucrania por parte de Rusia.

El pasado 20 de enero, la Armada rusa anunció ejercicios a gran escala en todo el territorio nacional con la participación de más de 140 buques y casi 10.000 soldados.

Moscú niega que se plantee una invasión de Ucrania y defiende su derecho a realizar maniobras en su territorio y en los márgenes de la Unión Estatal Rusia-Bielorrusia, al tiempo que rechaza que éstas representen una escalada en la frontera con el vecino país.

El presidente Joe Biden se reunió con su equipo de seguridad nacional en su retiro de Camp David el sábado y fue informado de las opciones para desplegar más tropas en los aliados de la OTAN en Europa del Este, en respuesta a la concentración militar de Rusia en las fronteras con Ucrania.

Biden realizará una videollamada segura con varios líderes europeos desde la Casa Blanca para discutir la crisis de Ucrania.

Biden hablará con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente polaco, Andrzej Duda, y el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

(Con información de Forbes México)